miércoles, 25 de septiembre de 2013

Siete Candados (2006)

Siete candados




Siempre encontramos el momento para protegernos, está en nuestro instinto, es normal. Pero querer protegerte de una amenaza que no está ahí no tiene mucho sentido, ¿no?. Bah, por lo menos eso es lo que creo. Yo también estuve en esa situación, yo también dije guardar mi corazón bajo siete candados, cuyas siete llaves estaban adentro de un dragon flotando a la deriva en otro universo, a millones de años luz de la tierra- Pero ¿saben qué? NO TENÍA NI LA MÁS PUTA IDEA de lo que me estaba perdiendo. Y nunca me arrepentí tanto, hoy sé lo que me perdí, y no puedo parar de preguntarme qué hubiera pasado de haber sido YO diferente, de haber tenido otra actitud. No estoy diciendo de entregarle tu "amor" al primero que se te cruce, no soy fan de los extremos, pero el que no arriesga, tampoco gana. Si te conformas con mantener a todos a un brazo de distancia, podes tambien prevenirte de ser feliz, justamente, te estas conformando, cuando podrías aspirar a más. Amar lo suficiente, NO ES AMAR.


Siempre escuché y dije la frase: NUNCA te enamores. Nunca digas nunca. Enamorarse puede ser una de las mejores cosas que te pasan en la vida. Y SI, puede terminar. Y SI, puede que la otra persona no este enamorada como vos. Y SI, podes terminar con el corazón roto. Pero por lo menos sabes que lo intentaste, y que aunque la otra persona no lo valore, sos capaz de AMAR, algo poco común hoy. No digo que amar no sea sufrir, porque SI, sufris; vamos a ser realistas, no existe amor sin sufrimiento, pero poder superarlo, poder ayudarse mutuamente a superar los obstaculos, es lo que fortalece y hace crecer a la relación. Perder, tambien puede ser ganar... "En la guerra y el amor, todo vale".


En mis pocos años de vida, admito mi juventud, vi de todo. Una amistad crecer como "algo mas", odio convertirse en "amor", hasta amores secretos que salen a la luz. Los primeros, son terreno pantanoso, siempre. Porque SI, es tu amigo, SI, te encanta su forma de ser... pero en el momento en el que pelearon, no solo perdiste a tu novio, sino que tambien perdiste una amistad. Pero por otro lado, de esa amistad puede surgir un amor que YO veo infrenable. Ese del que no te olvidas mas.


Asique, en fin. No digo que siempre pase, pero hay veces que las murallas están de más... Solamente hay que ampliarlas un poco, antes de que nos asfixien. No siempre es bueno tener el campo de fuerza a nuestro alrededor, nunca sabemos quién será nuestra famosa "media naranja". Capaz hasta la encuentres en tu mejor amigo, o en un conocido, es solo cuestion de dejarlos entrar...


20/11/06

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada